Colombia 2006 - Mi experiencia personal

Permite al Universo existir, todo tiene su razón de ser, CONFIA!

Sábado 12 de agosto de 2006, por Carlos A Román Román

Vuelve a nacer, a recuperar tus fantasías infantiles y ver con los ojos y con el alma de un niño, con la esperanza de ser mejor. Es el sueño de poder logar alcanzar nuestra estrella compartiendo una ilusión. Disfrutar de un mundo nuevo, donde siempre brille el sol.

En mi recámara, debajo de una mesita de noche al lado de mi cama se encuentra una cajita. Esta cajita guarda un sobre con tres deseos. ¿De dónde salió lal cajita?. Ah! Es resultado de mi taller de liderato durante los procesos de desarrollo personal. Si, cuando decidí darme la oportunidad de mi vida. Pero me interesa solo el primero de eso tres deseos.

En mi primer artículo, “Como conocí el movimiento humanista”, relataba como había conocido a un gran amigo hace ya mas de dos años. Ni nos entendíamos... Este personaje fue para mí una fuente de inspiración y de apoyo para seguir adelante. Se convirtió en mi segundo ángel. El me abrió las puertas del Movimiento Humanista, y hoy soy un humanista más con un propósito en la vida, ayudar a cada ser humano a encontrase consigo mismo. Que descubra como yo, que es FUENTE DE TRANSFORMACION parado en su vida y que puede hacer la diferencia aceptando que es responsable de todo lo que ocurre en su vida.

Mi amigo decidió visitarme a Puerto Rico para apoyarme en mi proyecto humanista, la creación de una instancia en Puerto Rico del Consejo 75A. Sí, estamos hablando de Enrique Amigo. Desafortunadamente, requisitos de seguridad para viajar a Estados Unidos impidieron que Enrique siguiera adelante con su proyecto. En ese momento, Enrique decidió retroceder para luego avanzar con resolución una vez resuelva su situación con su pasaporte. ¡Ah, la era electrónica!

Entonces, fui yo quién después de vencer mis conversaciones de dinero, escogí, aprovechando un receso festivo del gobierno de Puerto Rico (soy empleado del gobierno), viajar hasta Bogotá y reunirme con Enrique. Para cuando tomé la decisión me acorde de la cajita que contenia el sobre con los tres deseos. El sobre estaba sellado. Lo abrí y noté que el primer deseo que había escrito para entonces, era VIAJAR A COLOMBIA EN NOVIEMBRE PASADO. Había sido una promesa hecha a Enrique y a dos grandes amigos que había conocido por Internet. Este era el mejor momento para ser impecable con mi palabra. Todos los elementos presentes, dinero y el tiempo para viajar.

Cuando llegué esa noche a Bogotá fui recibido por personas que luego dejarían una huella imborrable en mi memoria. Personas que definitivamente dejarían huellas en mi vida. Durante mis dos semanas pude experimentar el calor humano de personas que nunca había conocido y que se dieron a sí mismas para que mi estadía fuera una placentera y que mi experiencia con el movimiento fuera una inolvidable. Lo lograron.

En mi rutina de la vida en Colombia, conocí a un personaje muy vivaracho, lleno de vida y con muchos proyectos en su vida. Esta persona conoció el movimiento humanista de una forma un poco casi trágica, pues, según cuenta la historia sus amores inconclusos y sobresaltos emocionales lo llevaron a emprender un largo viaje a una ciudad paisa. Ya lo dije, muy vivaracho y viviendo la vida loca con licores embriagantes emprendió su encuentro con el movimiento humanista después de experimentar la sensación de poner fin a su vida. Eso le sirvió para replantearse la vida y su sentido. Por eso mi frase al princiipio, PERMITE AL UNIVEROS EXISTIR, TODO TIENE SU RAZON DE SER, CONFIA!

Por su personalidad promotora y chispeante, fue facil para mi llegar a amar a estar persona como si la hubiera conocido toda la vida. Fue mi guía turistico por varios días enseñandome el centro de Bogotá, Su nombre, Andres Salazar. Joven emprendedor con una gran visión. Como siempre he dicho, soy FUENTE DE TRANSFORMACION y se que en mi compartir con Andrés y su amigo Luis, pude aportar a esa transformación que ya Andrés viene experimentando desde su experiencia con el movimiento en su camino a Medellín al taller que nuestro amigo Edgar Sanchez estaba ofreciendo. Esto Andrés, lo aprendí al leer tu artículo, “Mi Propia Experiencia”. La vida de cada ser humano es una experiencia en sí misma llena de anécdotas y relatos dnde podemos aprender tantas cosas y replantearnos el sentido de la vida.

Andrés, TU VIVES, TU VAS! Eres un ser humano especial, valioso, líder entregado! Tú haces la diferencia, te has lanzado, arriesgado Y ya estás viendo los resultados. Eres un hombre nuevo, lleno de vida, apasionado! Tu vida, VALE LA PENA VIVIRLA AL MAXIMO! Gracias por estar en mi espacio y por ser el amigo que eres.

Pero Andrés no fue el único personaje que dejo huellas en mi vida. No señor! Hay otros peronajes de los cuales se puede aprender mucho de la vida. Verdad, Sonia! Sonia es una chica encantadora, sencilla, líder, y sobre todo buena hija. Viví con Sonia momentos de gran emoción cuando fuimos a Maloca y decidimos ver una película que recomiendo a todos, The Journey of Men. Una película que nos recuerda que los niños sueñan, y que no tienen límite al amar. El hombre, cuando llegamos a nuestra etapa adulta se olvida de sus fantasías infantiles. Se olvida de su niño interior. Cree que la riqueza y el poder es el camino para obtener la felicidad y encontrar el secreto del amor. Quien piensa así es un iluso. Algo o alguien en su camino, mató al niño que había en él. Pero no siempre será así, pues para cuando sea viejo, ya será demasiado tarde. Aprendí que cada saer humano nace con tres llaves; 1) la llave de los sueños, 2) la llave del exito, 3) la llave del amor. Cómo usemos las tres llaves dependerá de cada uno de nosotros.

Al final de la película pude compartir con Sonia un momento de meditación. Lloraba mientras charlaba con ella. Me acordaba de mis procesos. CARLOS VIVE! CARLOS VA!. Me acordaba de la noche en que simbólicamente resucitaba para tomar control de mi barco, de mi propia vida. No más accidentes en mi vida! Me acorde de mi avanzado, como en esa experiencia guiada, veia bajar del cielo, entre las nubes a un niño que según se acercaba descubrí que era yo mismo cuando niño. Escuhe las palabras del “trainer”, “he ahi te devuelvo tu niño, no lo dejes ir”. La emoción embargaba mi rostro mientras compartía estas cosas con Sonia.

Recordé, mientras Sonia compartía anécdotas de su vida conmigo, que la persistencia es un don que tenemos que cultivar. Nunca darnos por vencidos ante la adversidad. Aprendí de Sonia lo que es ser persisitente. Cuando la vida parezca un desastre, grites a los cuatro vientos y parezca que no hay salida, la futilidad, el fracaso, la deslealtad, y otras barreras mas en tu vida te recordarán siempre, que pudo haber sido mucho peor. Simplemente, SONRIE, TU VIDA BIEN VALE LA PENA VIVIRLA AL MAXIMO!

Sonia, has vivido tu vida al máximo, has sonreido a la vida y como recompensa por haber sido persistente, pudiste ser FUENTE DE TRANSFORMACION para tu madre y a aquellos que amas en la vida. Dijiste que tu salida conmigo sería la mejor de todas... Sabes que! Fue una lección de vida! Gracias por estar en mi espacio.

Llevo muy dentro de mi un personaje muy especial. Un día mientras compartiamos de mis experiencias en mis procesos de desarrollo personal con dos miembros del movimiento (uno de ellos también había experimentado estos procesos de desarrollo personal), esta hermosa persona, pudo replantearse muchas cosas en su vida y darse cuenta del porque de muchas barreras que le impedían moverse hacia adelante y alcanzar sus metas. Pudo comprender que a lo largo de su crianza, eventos de su niñez impactaron su vida y fue en ese momento que pudo ver claramente donde estaba parada en función de lo que había descubierto. Comprendió en ese momento que tenía que perdonar, amarse a sí misma y confiar plenamente en ella como ser humano.

Angela, TU VIVES! TU VAS! Tu puedes volar. Puedes alcanzar todo lo que te propongas en la vida. Un nuevo amanecer ha comenzado para tí. SONRIE! Descubre lo que realmente quieres en la vida. Deja de caminar arrastrando la silla del pasado. Sueltala... Camina de frente, hacia lo que queires en la vida. Recuerda, tu eres el resultado de tus acciones. Nada es casualidad, sino causalidad.

Otro personaje que me impacto con su forma de ser es un gran artista no solo del pincel sino de la vida misma. Esta persona ve la vida de una forma muy peculiar. Lo que pareció en un principio que no estariamos de acuerdo en nuestro pensamiento, resultó que, pensabamos igual de la vida, que somos el resultado de nuestras propias acciones. Que el desarrollo del ser humano como individuo no esta sujeto a casualidades o las circunstancias externas a su vida. Nuestro desarrollo como ser humano parte de nuestro interior. Parte de nuestra fuente inagotable de amor en la medida en que aceptemos la responsabilidad de todo lo que pase en nuestras vidas y no de las circunstancias. Nano, gracias tambien por estar en mi espacio.

Llevo en mi corazón la satisfacción de poder haber encendido una llama en el corazó de todos aquellos que conocí a traves de Enrique; Nano, Jeimmy, David, Cecilia, Sonia, Angela, Julisa, Rafa y Andrés y de los demás cuyos nombre no recuerdo. Sepan que los tengo en mi corazón y que ya nos volveremos a ver.

Los invito a todos a volver a nacer. A recuperar el niño que una vez habitó en nuestro ser. A ver con los ojos y con el alma de un niño. Volver a nacer con la esperanza de ser mejor. Es el sueño de poder lograr alcanzar esa estrella. Juntemos nuestras manos, cada uno somos hermanos compartiendo una ilusión. Solo así lograremos un día disfrutar de un mundo nuevo, donde siempre birlle el sol. Juntos, descubriendo una razón; Orientar los cambios que se vienen para direccionarlos hacia una sociedad verdaderamente humana. Lo que si es importante, es comenzar a ver la vida desde otra perspectiva, aprender a poner en practica los principios de la acción válida en cada cosa que hagamos en nuestras vidas.

Puerto Rico
12 de agosto de 2006

blog comments powered by Disqus
Inicio | Noticias | En acción | Principios | El Movimiento | El Mensaje | Materiales | Quienes somos | Reflexiones
| | Mapa del sitio | Correo
Desarrollado por Atarraya: tejedores de saber social