NO más Violencia contra los inmigrantes!

Ceuta y Melilla (España-Marruecos)

Domingo 16 de octubre de 2005

Exigimos la intervención inmediata de los Tribunales Internacionales.

Ceuta

En los últimos dias, las imágenes de miles de personas desesperadas intentando saltar la valla que separa Europa de Africa, en Ceuta y Melilla, la muerte a tiros o por desgarramiento de algunos de ellos, el abandono criminal de muchos de ellos en pleno desierto con la muerte por delante, denunciado por organizaciones de voluntarios, han golpeado la conciencia de muchos europeos.

Denunciamos la hipocresía de las autoridades españolas y europeas, que militarizan la frontera mientras negocian con algunos millones de euros la posibilidad de alejar el problema unos kilometros mas al sur, pretendiendo dejar en manos marroquíes el trabajo sucio. Esto es miope, indigno y, además, no funcionará.

Condenamos la brutalidad criminal de las autoridades españolas y marroquíes, reclamamos la intervención inmediata de los tribunales internacionales.

Estos dramáticos acontecimientos son la punta del iceberg y ponen de manifiesto que no hay solucion con leyes restrictivas, ni policial, ni armada para la inmigración. Dejan claro también el fracaso de la llamada "politica de cooperación", que no ha resuelto el problema de fondo.

Esa política de cooperación ha fracasado porque se ha dado”ayuda” con condiciones impuestas, (tanto te doy y tu me compras tanto y más), porque responde a intereses parciales y descoordinados y es básicamente insuficiente. Porque la cancelación de la deuda de la que hablan ahora es un espejismo (les perdonamos X millones, que estamos seguros que no nos pueden pagar y luego decimos por todos lados que los hemos ayudado con X millones mas para que “se levanten”)… Esa "cooperación" está lastrada por la mentira contable, la corrupción y sobre todo por una mirada que no pretende cambiar las cosas por que no comprende que el destino de todos se juega en conjunto.

Mientras no se aborde esta situación desde sus raíces, cualquier solución será un simple paliativo y, a lo sumo, dilatará esta absurda sangría. La pobreza de estas regiones del planeta tiene responsables, responsables de haber destruido su cultura y explotar sus riquezas naturales, responsables de haberles robado el futuro.

Estos responsables son los mismos que están empujando a los pueblos de Europa a la precariedad laboral, el consumismo, el individualismo y el miedo. Son los poderes financieros que, fuera de control, se concentran, ejercen dominio real sobre el poder político formal y deshumanizan la vida.

Por necesidad y coherencia, la cooperación deberá ofrecerse como “curación” y no como paliativos insuficientes y coyunturales. Por necesidad y coherencia deberán gravarse las transacciones financieras de modo que la ciega carrera hacia ninguna parte de las grandes máquinas del dinero comience a revertir y sirva para recuperar a la gente y a la tierra.

En su momento, hace 60 años, una Europa destruida recibió ayuda económica real que le permitió ponerse en pie y “curarse”. Entonces bastaron 13.000 millones de dólares, en dinero alimentos y máquinas. El mundo ha cambiado mucho desde entonces, y la magnitud y la complejidad de la necesidad se han multiplicado, pero la coherencia sigue teniendo las mismas reglas.

Europa necesita la inmigracion. Los inmigrantes necesitan futuro. Independientemente de que necesitemos a los inmigrantes para trabajar, es necesario defender y aplicar los derechos humanos que les asisten.

Nosotros vemos dos caminos:

Por un lado, en una huida imposible, Europa puede intentar "protegerse", poner puertas al mar, alargar la alambrada a todo su perimetro ( y luego seguir construyendo la alambrada interior, intentando inutilmente defenderse... ¡de sí misma!).
Y por otro, puede embarcarse en un proyecto histórico que le permita levantarse y ayudar a levantar continentes, crear condiciones de vida para sí y para otros, abrir el paso a otro mundo. Europa puede y debe cambiar las reglas de juego, implicando a todos los países africanos en un plan conjunto de desarrollo. Un plan coherente deberá contar con el acuerdo y la iniciativa africana y tendrá grandes consecuencias económicas, sociales, políticas y culturales para África… y para Europa.

MIENTRAS TANTO, los humanistas exigimos:

1.- Hacer efectivos los convenios Internacionales contando con las resoluciones de la ONU que amparan el derecho de asilo.
2.- Que se esclarezcan las muertes de los inmigrantes en la frontera de Ceuta y Melilla y que los responsables tanto directos como indirectos sean juzgados
3.- Que se investigue la actitud del gobierno marroquí y la connivencia española ante estos hechos y la expulsión de inmigrantes en la fronteras de Argelia y Mauritania, abandonándolos a su suerte en pleno desierto.
4.- Regularizaciones inmediatas, reales, amplías y sucesivas para todos los inmigrantes, a escala Europea.
5.- Cierre inmediato de los Centros de Internamiento en suelo europeo.

12 de octubre de 2005
Secretaria de Culturas, Migraciones y Cooperación Internacional
Regional Europea de la Internacional Humanista

blog comments powered by Disqus